Bibliotecarios de la “Ruiz Moreno” repartieron escarapelas

Personal bibliotecario de la Biblioteca Popular “Dr. Martín Ruiz Moreno” repartió hoy a la mañana cintas celestes y blancas, con motivo de haberse conmemorado ayer el Día de la Escarapela Nacional.

Durante el horario matutino, los transeúntes que recorrían la peatonal, recibieron – en el marco de un sencillo, pero emotivo recordatorio – escarapelas confeccionadas especialmente para la ocasión; constituyendo una actividad tradicional dentro del calendario de la BP “Ruiz Moreno”.
Al respecto, la titular de la entidad organizadora de la mencionada iniciativa, Alicia Alesi afirmó que “en este día la escarapela no sea lo único que nos distinga, sino también que los valores y las hazañas patrias nos distingan en este tiempo donde la nación necesita más de nuestro amor por ella”
En ese sentido, resaltó que “que la escarapela del respeto, de la cordialidad, de la educación cívica y fraterna, de la honradez y el buen proceder sea lo que también nos distinga siempre y en todo lugar. Esa es la vocación a la que aspira y por la que trabaja la Sociedad Protectora de la Educación “Carlos C. Castañeda”, al servicio de la cultura, la educación y el deporte de Formosa”

Una historia de colores celeste y blanco

El Día de la Escarapela, como 18 de mayo, fue instituido por el Consejo Nacional de Educación, en el año 1935. El origen de los colores de la escarapela y las razones por las que fueron elegidos para simbolizar a la Patria no pueden establecerse con precisión.
Entre muchas versiones, una afirma que los colores blanco y celeste fueron adoptados por primera vez durante las invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos. Se dice también que la escarapela argentina fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires al presentarse a una entrevista con el entonces coronel Cornelio de Saavedra, jefe del regimiento de Patricios, el 19 de mayo de 1810.
Lo cierto es que el 13 de febrero de 1812, Manuel Belgrano -mediante una nota- solicitó al Triunvirato que se fije el uso de la escarapela nacional. “Manuel Belgrano no vio el cielo celeste y las nubes blancas, y en esto se inspiró para crear la Bandera nacional. Se fundaba en que los cuerpos del ejército usaban escarapelas de distintos colores y que era necesario uniformarlos a todos, puesto que defendían la misma causa. El 18 de febrero de ese año, el Gobierno resolvió reconocer la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata con los colores blanco y azul celeste.
Entusiasmado con la medida, Belgrano diseñó una bandera con los mismos colores y la hizo jurar el 27 de febrero. Ese mismo día, el Triunvirato ordenó a Belgrano hacerse cargo del Ejército del Norte, desmoralizado después de la derrota de Huaqui. El general emprendió la marcha al norte de inmediato y, por esta razón, no se enteró del rotundo rechazo del gobierno a la nueva bandera.” (Fuente: Historia Visual de la Argentina, Clarín, Capítulo 21, “La Revolución y el Alto Perú (I)”, ‘Belgrano crea la Bandera’)
Ese 27 de febrero de 1812 Belgrano inauguró las baterías Libertad e Independencia e informó al Gobierno: “Siendo preciso enarbolar la bandera, y no teniéndola, la mandé hacer celeste y blanca, conforme a los colores de la escarapela nacional…”
Los colores nacionales se usaron en la Argentina desde 1811, en la escarapela famosa erróneamente atribuida a la distribución de French y Beruti del año anterior. Provenían de los colores borbónicos, de la casa de Fernando VII (rey ausente de España). La escarapela blanca y celeste ya había sido utilizada por Pueyrredón y otros camaradas durante las Invasiones Inglesas. La escarapela es creada por decreto el 18 de febrero de 1812.

CATEGORÍAS
Compartir