El día después de la violencia: el “Toto” Salvio fue a entrenar en Boca

El futbolista acató las órdenes de su DT, Sebastián Battaglia

Tras ausentarse en la jornada de ayer en medio del escándalo donde debió declarar ante la justicia, esta mañana el delantero si se hizo presente en Ezeiza para ponerse bajo las órdenes de Sebastián Battaglia.

El plan es jugar el partido de este domingo ante Lanús en La Bombonera pase lo que pase.

Según trascendió, el jugador ingresó a las 8.10 de la mañana, acompañado por dos amigos, pero no lo hizo por la puerta principal, sino que el Club lo guió por un ingreso lateral al predio.

El futbolista, quien atraviesa una causa por “lesiones en contexto de violencia de género”, contó que el mes pasado se separó “en buenos términos” de Magalí Aravena y, si bien en primera instancia siguieron conviviendo juntos, desde hace 12 días ella y sus hijos viven en otro departamento ubicado en Olivos.

Además, Salvio negó haberla atropellado y aseguró que no se fugó sino que se quedó en la esquina del lugar.

Las medidas restrictivas que la Justicia le dictó a Salvio

-Prohibición de acercamiento a menso de 300 metros del domicilio donde se encuentre Aravena

-Abstención de contacto con la empresaria por cualquier medio salvo las cuestiones relativas a los hijos en común por la que en principio se designará a una persona de confianza entre ambos

-No conducir vehículos por 30 días

-Dar aviso a la fiscalía y/o juzgado PCyF Nro 12 de su salida del país (esto es porque se presume que el futbolista puede participar en los partidos por Copa Libertadores).

 

CATEGORÍAS
Compartir