Formosa triplicó la venta de gasoil a vehículos extranjeros

Una investigación alertó que las ventas del combustible, que siempre crecen a la par del PBI, en los primeros cinco meses del año superaron ampliamente esa cifra. En los países limítrofes, el precio del gasoil llega a ser 163% más caro.

El desmesurado crecimiento de la demanda de gasoil en los primeros 5 meses de este año no está vinculado a ningún factor productivo sino a las mismas razones que están sobre la mesa en el escenario de escasez que vive la mayoría del país. Dado que no se registraron modificaciones en el sistema productivo que puedan impactar en el consumo de combustible, las causas del incremento se centran en el acopio por parte de los distribuidores y en la demanda de los transportistas de países limítrofes, en los que el gasoil es mucho más caro.

“Las ventas transfronterizas y el acopio local traccionaron de manera inédita sobre la demanda”, aseguró Martín Bronstein, investigador del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys), quien elaboró un documento en base a datos oficiales y públicos. De acuerdo a las declaraciones juradas de ventas de combustible de todas las estaciones de servicio del país, que deben se presentadas mensualmente a la Secretaría de Energía de la Nación, Bronstein reconstruyó el mapa de provincias donde mayor demanda se detectó.

El estudio de Bronstein determinó que provincias como Formosa (+43%) o La Pampa (+39%) tuvieron un crecimiento extraordinario de la demanda extraordinaria de gasoil que triplicó el rebote económico. Entre Ríos se ubicó en el tercer lugar, con ventas un 34% por encima del año pasado y Corrientes, en la cuarta posición (+33%).
“Ya que Formosa no registró en estos meses ningún milagro productivo, la explicación del descomunal incremento en las ventas de gasoil lo explica su proximidad con Paraguay, donde el mismo combustible cuesta un 119% más caro que del lado argentino”, señaló Bronstein. Según el especialista, misma explicación recae para entender el fuerte crecimiento de ventas registrado en las provincias de Entre Ríos y Corrientes, limítrofes con Uruguay y Brasil, países donde el precio del gasoil es 163% y 119% más caro, respectivamente que del lado argentino.

Otro tanto puede decirse de La Pampa y de otras provincias en donde “no hubo fenómenos en lo productivo que expliquen semejante aumento de demanda”, casos en los que el según el investigador la situación se explica por el acopio que los productores agropecuarios hicieron del combustible.
El significativo menor precio del combustible en la Argentina respecto de los países limítrofes resulta el motivo por el cual en las provincias de Catamarca, Mendoza, Neuquén o Santa Cruz, vecinas a Chile, donde el gasoil cuesta un 90% más. La misma situación se da en Misiones, que limita con Brasil y Paraguay. En todas ellas se registró un aumento de hasta 27% en el volumen de ventas respecto del año pasado. “En ningún caso es una situación normal”, aseveró Bronstein.

Para que la demanda de los países limítrofes no agudice aún más la escasez, desde el 8 de junio pasado YPF comenzó a cobrar más caro su gasoil premium a vehículos con patente extranjera. Para ellos, la petrolera estatal “implementó un sistema por el cual los autos livianos y el transporte pesado con patente extranjera sólo podrán cargar Infinia Diesel a un precio de 240 pesos por litro”, según informó la empresa.

Infobae

CATEGORÍAS
Compartir