Presidente paraguayo que vivió en Laguna Blanca Olivera presentó libro sobre Molas López

“De Laguna Blanca a Presidente del Paraguay” es el título del nuevo libro del profesor Justo Lindor Olivera, que fuera presentado recientemente durante un acto organizado por la Junta de Estudios Históricos y Geográficos y el Consulado de la República del Paraguay.

Además del autor estuvieron presentes: la cónsul paraguaya María Noelia López Sanguinetti, el intendente de Laguna Blanca, Ricardo Lemos, el decano de la Facultad de Humanidades, José Luis Guillen, el presidente de la Junta de Estudios Históricos y Geográficos de la Provincia de Formosa, Santiago Kalafattich, como así también docentes y alumnos avanzados de las carreras Profesorado en Historia y Profesorado en Geografía de la UNaF. De manera virtual, también estuvo acompañando el embajador paraguayo, Ricardo Scavone Yegros.

El salón de actos de la EPES N° 54 brindó el marco propicio para presentar en sociedad este trabajo investigativo centrado en la figura de Felipe Molas López, ciudadano paraguayo que vivió en tierra formoseña y llegó a la Presidencia paraguaya.
Con rigor histórico, e establece un relato ordenado, confrontando autores y rastreando fuentes inéditas para la reconstrucción del personaje y su recorrido entre sus dos “Patrias”: la de origen y la adoptiva.
Este libro – que surge durante la pandemia- fue pensado originalmente como una monografía, pero luego da un giro para centrarse en las migraciones forzadas por el contexto político, en este caso la Guerra del Chaco.

En cuanto al sujeto de estudio vale mencionar que Felipe Molas López nació en Asunción el 10 de julio del 1901 y falleció el 2 de marzo de 1954. Tuvo una destacada carrera como odontólogo a la par que militaba en política, siendo parte de una generación revoltosa en el Paraguay. Será uno de los intelectuales que planteará un cambio al orden establecido en su país.
Desde el exilio trabajará para conseguir ese objetivo, llevándolo a abandonar su apacible rutina pueblerina y regresar al ruedo político para convertirse en el cuadragésimo presidente paraguayo por un corto periodo de siete meses.
Reencuentro personal
“La arquitectura del libro tiene una base de visibilización de las migraciones políticas, que nos permite conocer su pensamiento y reflexión sobre este fenómeno. Por otra parte, el autor nos invita a recorrer su largo trayecto como investigador y centinela del patrimonio.
En esa retrospección sobre su vida, el profesor Olivera se reencuentra con ese muchachito catamarqueño (cargado de tantas ilusiones y esperanzas) que llega a esta tierra de quebrachos y chicharras donde logra conformar su familia y destacarse en la docencia” (Clara Zurita. Docente Facultad de Humanidades)

 

CATEGORÍAS
Compartir